Con la tecnología de Blogger.

Focaccia de romero [Versión fácil] en sartén de hierro

Por - mayo 13, 2018

Focaccia de romero y aceite de oliva virgen extra receta facil

Hola gente bonita, hoy os traigo una de esas recetas que deberían de ser un indispensable en vuestro recetario. Sí la focaccia que no deja de ser un pan plano italiano de esos que hacen salivar a cualquiera. Podemos hacerlas de mil y una formas, pero os aseguro que esta receta tras muchas pruebas, es realmente sublime. No os perdáis porqué tiene tanto sabor en su interior sin apenas ingredientes. A mi, me parece un aperitivo ideal para una noche de sábado, con cuatro embutidos más tenemos una cena preparada. Además puede ser un antipasti perfecto para esos días en los que nuestra cocina se convierte en la cocina de un chef de la Toscana !




Focaccia de romero y aceite de oliva virgen extra receta facil

Focaccia de romero y aceite de oliva virgen extra receta facil

Sí, es grandota esta receta pero en casa nos encanta y de un día para otro aun está más buena. Podéis adaptarla sin problema dividiendo las cantidades y tendréis una focaccia más pequeñita.
Esta receta es fácil, no, lo siguiente a fácil. Así que si no te has animado aun a prepararla o siempre ha sido un intento frustrado, esta es tu receta.

Ah, se me olvidaba, no es imprescindible el horneado en la sartén de hierro pero os aseguro que le da un plus a la cocción y a la presentación también. Como digo, podéis hacer vuestra focaccia en cualquier otro molde o bandeja de horno.



Focaccia de romero en sarten de hierro [Receta fácil]

Esta focaccia de romero tiene dos componentes que te van a encantar: sabor y facilidad. Si te gustan los panes y la gastronomía italiana y/o amas nuestro mejor tesoro, el aceite de oliva virgen extra, esta focaccia de romero en sartén de hierro será un imprescindible.

Tiempo de elaboración: 1 hora 30 minutos

Tiempo de cocción: 25 minutos

Tiempo total: 2 horas

Raciones: 10

Ingredientes para elaborar 

  • Aceite de oliva virgen extra Naturvie Cornezuelo, 50 g + 2 cucharadas para pintar
  • Agua mineral a 45ºC, 305 g
  • Levadura para pan seca, 7 g
  • Miel o azúcar, 2 cucharadas
  • Harina para todo uso, 510 g
  • Romero 1 cucharadita
  • Ajo, 2 dientes
  • Sal, 2 cucharaditas 
  • Sal en escamas, al gusto
  • Tomillo, 1/2 cucharadita
  • Harina de todo uso, 35 g **
**En caso de ser necesario agregaremos los 35 g de harina.

Elaboración de la focaccia de romero en sartén de hierro 


  1. Con antelación, en una sartén echamos el aceite, el romero seco y el tomillo junto con los ajos rajados. Dejamos que se doren los ajos ligeramente y el aceite adquiera aroma. Retiramos y dejamos templar.
  2. Empezaremos colocando en un bol el agua mineral que debe estar a 45ºC junto con el azúcar y la levadura seca. Si no tenéis termómetro bastará con que esté templada. Ojo no la echéis caliente sino "matamos" a la levadura. Revolvemos bien con una cuchara de palo o espátula y dejamos reposar 10 minutos.
  3. A continuación con el gancho de la amasadora a velocidad baja, vamos amasando mientras echamos lentamente la harina, el aceite y la sal. Amasamos así durante 5 minutos. Si vemos que a los 3 minutos la masa es demasiado pegajosa, añadimos los 35 g que teníamos reservados de harina adicional. Debe despegarse de los boles la masa pasados los 5 minutos.
  4. Trasladamos entonces la masa a la superficie de trabajo ligeramente enharinada. Amasamos con dos o tres vueltas más y boleamos (hacemos una bola y vamos haciéndola girar entre nuestras manos).
  5. Dejamos la masa en un bol ligeramente engrasado en aceite y la tapamos con un paño caliente y húmedo durante 40 - 60 minutos. Debe doblar su tamaño. Yo la suelo colocar cerca de la nevera en la cocina que es donde más calorcito hay.
  6. Pasado ese tiempo la sacamos y la desgasificamos ligeramente mientras la acomodamos a nuestra sarten de hierro (24 cms de diámetro) previamente engrasada con aceite de oliva virgen extra. En caso de no disponer de este tipo de sartén podemos cocerla igualmente en cualquier otro molde redondo o en una bandeja de horno estirándola con las manos y dándole la forma deseada.
  7. Cubrimos con un papel film engrasado la focaccia y dejamos que vuelva a leudar unos 20 minutos.Pasado ese tiempo con los dedos vamos haciendo pequeñas hendiduras de forma irregular. Pincelamos con aceite de oliva virgen extra y esparcimos al gusto hojitas de romero frescas (lavadas y secas) y escamas de sal maldon. Tapamos de nuevo yd ejamos leudar de nuevo 10-15 minutos.
  8. Horneamos la focaccia a 200ºC con calor arriba y abajo durante 25-30 minutos en la parte más baja del horno. Si veis que se dora demasiado de arriba podéis ponerle un poco de papel de aluminio.
  9. La dejamos sobre una rejilla templar, la sacamos de la sartén y a degustarla! aunque a mi me gusta más reposadita de unas horas.

Resultado

Focaccia de romero y aceite de oliva virgen extra receta facil

Una deliciosa focaccia de romero con aceite de oliva virgen extra y sus copos de sal marina. Digo deliciosa porque no se me ocurre mejor modo de describir su sabor. Bueno, ya como algunos habréis leído por Instagram, esta focaccia me ha robado el corazón. Os aseguro que el hacerla así permite muchos usos.¿ Os imagináis rebanarla y montar un sandwich? Es una locura porque tiene el tamaño perfecto para rebanar. Normalmente se hacen finitas de un dedo o dos de grosor, pero como yo soy de los de "burro grande, ande o no ande" pues me puede el ansia jeje. Así que si la preferís más bajita podéis dividir la masa o hacerla directamente en una placa de horno estirada a vuestro gusto. Precisamente con esta focaccia recordaré mi viaje por Italia el verano pasado y aunque nunca será lo mismo, cada vez que me meto un trozo de esta focaccia a la boca me permite acariciar aquellos días de verano y estar más cerca de Italia y de su gastronomía.

Reflexión

¿Habéis oído hablar de la Sra. Vanidad? vale, dejémonos de cursilerias, la vanidad a secas. Pues seguro que más que haber oído hablar de ésta, os habéis topado con personas cargadas de la misma.

Veréis, me decido a hablar de esto porque si hay algo que valoro sobremanera, es la humildad. Creo que la arrogancia y la vanidad producen un efecto en mí de "asco" y a veces de pena. ¿Hay algo peor que ser y querer ser admirado constantemente y además creérselo mientras vendemos lo contrario? Sí. Se le llama falsa modestia y es esa necesidad que tienen algunas personas de llamar la atención haciéndose la victima, la desdichada y la inútil. 

Oh! hasta ahí todo bien, porque todos podemos sentirnos así en algún momento , cuando los pensamientos nos aturullan y decimos ese tipo de afirmaciones y necesitamos compartirlo con el resto para sentirnos arropados. Sería lo sano, cuando se siente real y no por llamar la atención y no estamos todo el día quejándonos. Lo que ocurre es lo siguiente; normalmente, como personas tenemos el don de la empatia. Es decir, solidarizarnos con el otro, intentar saber qué siente y en cierto modo hacer por un momento nuestro su dolor, angustia, etc.(ponerse en la piel del otro). Por ello ante este tipo de personas que sólo restan, de primeras somos condescendientes, solidarios, les decimos aquello que quieren oír porque realmente ellos ya se lo creen (empatizamos). Esto pasa una, dos y hasta tres veces. A partir de ahí dices, STOP. No me vas a chupar más energía. Nunca están saciados, y lo peor es que te hacen sentir menos que ellos. Ah! y no los busques luego cuando vienen mal dadas, porque ellos no estarán. Estarán alimentado su ego mientras éste crece cual focaccia mientras se leva... 

¿A que sabéis de quienes os hablo?... ¿Qué podéis hacer?... detectar las señales de las personas tóxicas:
  • Hablan siempre y siempre de los mal que les van las cosas, de lo injusta que es la vida, de los desdichados que se encuentran,,,
  • Suelen ser groseros en sus respuestas, tajantes y te hacen sentir mal
  • Suelen despertar en ti sentimientos de ira o rabia ante sus conductas y formas de manipular
  • Cuando hablas con esa persona empiezas a notar que te sientes mal, triste, rabioso..
  • Te suelen sacar de quicio de forma constante, y corres el riesgo de entrar en su juego y acabar actuando de forma similar con unos valores que nada tienen que ver contigo.
  • Te hacen dudar de tus actitudes, de tu valía y obviamente todo puede empezar a salirte mal cuando entras en esa sintonía de negatividad.
  • Trasladas todo eso que te hacen sentir a tu pareja, familia, etc. Esto puede ser perjudicial ya que el mal humor y las conductas derivadas de éste son facilmente contagiables.
Por ultimo si detectas: vanidad, egocentrismo, victimismo acusado, ganas de llamar la atención, narcisismo...mi consejo... HUYE

Espero que os haya gustado la receta y la reflexión de esta semana... No es de lo que me gusta hablar, pero creo que es conveniente. A mi me ha pasado precisamente esta semana y he tomado distancias... ¿Harás tu lo mismo?

Besotes gente preciosa!


Estas recetas te van a encantar

10 comentarios

  1. A mí la focaccia me gusta de todas formas así que no me importa lo más mínimo que sea más gruesa de lo normal ,echa en sartén de hierro no la he comido nunca pero tengo una sin estrenar ( no puedo creer que aún no lo haya hecho aún ) así que solo me falta ponerme manos a la masa.
    Te ha quedado de relujo para no variar y las fotos son divinisimas.
    Me ha encantado tu reflexión en mi trabajo hay varias señor@s llamad@s vanidad , así que tengo que seguir tus consejos y poner distancia ,no se decir no y siempre termino siendo su paño de lágrimas.
    Bicos mil y feliz domingo wapo 😘

    ResponderEliminar
  2. Oh me alegra tanto que te haya gustado Chus! Mira una buena excusa para probar y estrenar esa sartén de hierro que tienes eh! Respecto a lo de las personas tóxicas, es un tema complicado. Detectarlas es difícil y no siempre es fácil poner distancias. Aun y así te animo a que lo pongas en práctica y valores por ti misma si es efectivo ;) Bicos 1000 para ti bonica!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la focaccia y con el toque de romero debe ser lo más. A ver si me animo con lo salado y la preparo!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lidia! Sí, con ese toque y el infusionado del aceite está brutal! Besotes

      Eliminar
  4. Holaa! Buenas tardes,me encantó tu receta.Nunca he hecho la focaccia,a ver si me animo.Se ve riquisima,las fotos espectaculates.
    En cuanto a la reflexion,se de lo que hablas.Conozco a varias personas de mi entorno,pero me parece que no podré deshacerme de ellas...pero eso si,intentaré escabullirme y asi no oirlas jijiji.Saludos😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Delfi, muchas gracias por tus palabras! Pues si nunca hiciste una focaccia creo que tardas jeje Es broma pero de verás esto es como plantar un arbol, dicen que hay que hacerlo una vez en la vida. Pues la focaccia es de esos panes planos que se deben hacer por lo menos una vez en la vida!
      Respecto a la toxicidad, por desgracia abunda y hay que saber identificar. Me alegra que puedas alejarte lo máximo jeje Un abrazo!

      Eliminar
  5. ¡Dios mío! Esta receta va a caer en 3,2,1... veremos a ver si en septiembre no vuelvo a mi ciudad con un problema de sobrepeso... jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto... muchísimas gracias!! No sabes la ilusión que me hace leer esto! Deseando estoy de verla!! Besotes!

      Eliminar
  6. Buenos días,
    Bonita receta. Me gusta mucho la focaccia y realmente me gusta hacerla. Te felicito por tu reflexión que agrega una gran ventaja a tu hermoso blog. Buena continuación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvie!! Me alegro que te guste tanto la focaccia a mi me pirran!! Jeje y me alegra también que la reflexión haya sido de tu agrado! Bests

      Eliminar

Me encantaría leer tus comentarios al respecto!