Busqueda en el Blog

jueves, 14 de septiembre de 2017

Pan de molde con espelta, chia y semillas de lino (fácil)


pan de molde espelta semillas de lino y chia

Quizás os extrañaréis ya que no es el día habitual de publicación. Pues podéis estar tranquilos que es por un buen motivo. Mi querida de @cocinandosabores ha tenido una excelente iniciativa. Llenar Instagram de panes de molde caseros con el hashtag #estosiespandemolde. Bien, ella nos plantaba en sus stories la pregunta ¿Sabéis que lleva el pan de molde industrial? Pues sí, muchos conservantes, grasas, y “porquerias” que no son sanas. El auténtico pan es harina, levadura, agua,… ¿Para qué añadirle aditivos? Yo estoy con ella y es más como le comenté; “ en ocasiones el pan de molde me da mareo o dolor de cabeza”. Caramba!, con el casero no me pasa… ¿Porqué’? No lo sé, quizás por la razón que os acabo de comentar ( la cantidad de ingredientes innecesarios que llevan).

Por ello lanzó el reto de hacer panes de molde caseros. Pues cogí el guante como no y hecho está, y casi no llego, pero llegué je je.

Este pan lo podéis hacer con lo que queráis. De hecho no es el “auténtico “ pan de molde blanquito porque lleva algo de harina de espelta, la chiasemillas de lino… pero es que me aburre lo convencional, no tengo remedio. Siempre da muy buen resultado en casa y es ideal para tomarlo con AOVE, tomate, hacer una tosta y untarlo con un poco de mermelada…¡ Sí la de albaricoque me encanta! Lo veréis en las fotos jeje



pan de molde espelta semillas de lino y chia


Ingredientes para pan de molde con espelta, chia y semillas de lino.


Ingredientes para el pan de molde;

  • Harina panificable o en su defecto de fuerza, 375gr
  • Levadura fresca, 20gr
  • Azúcar moreno, 7gr
  • Sal, 14gr 
  • Leche sin lactosa (podéis usar la que más os guste), 240gr-270gt
  • Aceite de oliva virgen extra, 60gr
  • Semillas de chia, 1 cucharada y media
  • Harina de espelta, 50gr
  • Semillas de lino tostada y molidas (opcional), 10gr

Ingredientes para decorar:
  • Semillas variadas. 
pan de molde espelta semillas de lino y chia



 Elaboración:


  • Empezaremos echando la levadura en la leche tibia y disolveremos bien.
  • En el cuenco de nuestro robot provisto del gancho de amasar, empezaremos mezclando la harina de espelta, las semillas de lino molidas, y la harina panificable.
  • Agregamos el azúcar, la sal y las semillas de chía. A continuación, agregamos poco a poco la leche que tenemos reservada con la levadura disuelta y el aceite de oliva virgen extra.
  • Amasamos unos 10 minutos. Comprobamos si está muy seca la masa. En caso de ser así cuando empecéis a mezclar podéis añadir un poco más de leche como indiqué más arriba ya que las cantidades de liquido dependerán de la harina, humedad, etc..
  • Echamos harina en la mesa y boleamos la masa que debe estar elástica y no pegajosa. En un bol engrasado con aceite previamente, la dejamos leudar 1,5h o 2h hasta que doble su volumen tapada con un trapo limpio.
  • Una vez pasado ese tiempo, la extendemos sobre el mármol y le damos la forma del molde. La pasamos a éste previamente engrasado y la distribuimos bien por toda la superficie.
  • Pintamos con aceite la masa y colocamos las semillas que más nos gusten.
  • Tapamos con un trapo y dejamos leudar 1,5-2h más hasta que doble el volumen nuevamente.
  • Con el horno precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo, introducimos el molde con cuidado y bajamos la temperatura a 180ºC.
  • Horneamos unos 35-45 minutos aproximadamente. Si se dora en exceso podemos colocar un poco de papel Albal por encima a mitad de cocción. 
  • Una vez horneado dejamos enfriar 5 minutos sobre una rejilla y desmoldamos ya que sino se nos quedará toda la humedad dentro.
  • Dejamos enfriar por completo en una rejilla. 

pan de molde espelta semillas de lino y chia


Degustación y reflexión:

Lo dicho, como el pan casero no hay nada. No podéis imaginar el olor que desprende al hornearse… aromas mágicos como el de la tierra húmeda cuando acaba de llover. De esos olores que despiertan emociones, Son sabores almacenados en nuestro recuerdo que generan emociones placenteras... ¡Por este motivo ya podríais hacerlo, por no hablar ya del sabor!

Además, comer el pan que uno amasado resulta increíble. ¡Tú con tus manos, con tus ingredientes, con tu esmer!, Elaboras una masa que poco a poco irá tomando forma… se irá hinchando, creando la mágica miga y tachan! En el horno la magia llega a su máximo esplendor, configurándose el preciado y anhelado pan de molde. Me encanta comérmelo tal cual, con un poquito de aceite o tostado con una buena mermelada de albaricoque, de fresa… mientras pienso en todo lo que tengo por hacer durante el día de hoy, echando el freno de lo tradicional que evoca este pan para aparcar el mañana.
Disfrutad de este bocado tan tierno, tradicional y sano.

Recuerda, sólo vivimos en el ahora, vivir en un futuro es agotador, asfixiante y si por lo contrario vivimos en un pasado constante, nos acabaremos deprimiendo, entristeciendo y paralizando ante la vida.