Busqueda en el Blog

domingo, 18 de junio de 2017

Helado de té matcha con menta, limón y canela

Helado de té matcha

Hola a tod@s de nuevo!

Qué calorazo hace eh! Pues sí la verdad es que estos días apetece muy poco encender el horno si os soy sinceros aparte de todo el estrés que he tenido con los últimos exámenes pues ni os cuento…

 Por eso creo que no hay nada mejor que unos buenos helados (sin huevo) que además por los ingredientes ya podéis deducir que refrescan mucho y son muy digestivos.

Pero ¿Qué es el té matcha?

Literalmente la palabra ‘matcha’ significa ‘té en polvo’ y como tal, este tipo de bebida procede de las hojas de té verde molidas. Mientras que el té verde se infusióna en agua caliente, los polvos del matcha se añaden al agua caliente, por lo que conserva mucho mejor sus propiedades. Otra diferencia que resaltan desde Time es que la preparación del matcha incluye cubrir las hojas con paños antes de ser recolectadas. Esto provoca el crecimiento de las hojas con mejor sabor y textura. Tras pasar por un largo proceso, se secan y se convierten en un polvo fino con un característico color verde.

¿Qué propiedades tiene para ser casi ‘milagroso’?

Pues...


Lo especial del té matcha es su gran cantidad de vitaminas, minerales, aminoácidos y especialmente, antioxidantes, que aporta en mayor densidad de nutrientes gracias a que se consume la hoja entera. Entre sus múltiples antioxidantes destacan polifenoles como las catequinas, “capaces de proteger las células del estrés oxidativo y los radicales libres” explica Elisa Escorihuela, nutricionista del centro Nutt.

Entre otros antioxidantes polifenólicos se incluye también el EGCG, ligado a la salud cardiovascular y al metabolismo.  Al ser un drenante natural, también contribuye a depurar el organismo y “nos ayuda a eliminar los excesos de colesterol y triglicéridos y ayuda con el hígado graso”, señala Conchita Vidales, director médico de Nutrimedic. Los minerales que posee, como “el zinc, el selenio, el magnesio o el cromo, también actúan como antioxidantes para aumentar la capacidad defensiva del organismo” apunta esta especialista. (El Pais, 2017)

Pues con esta super clase sobre el té matcha creo que nada mejor que decidirnos a hacer este maravilloso helado que en casa vuela… es un auténtico vicio…

¿Si no tengo heladera puedo hacerlo? Sí!! Realmente será algo más laborioso porque tendrás que refrigerar el bol en el congelador y después batir bien repitiendo este proceso unas 3 veces para evitar la cristalización del helado para que nos quede cremoso, pero se puede!


Repasamos los ingredientes?

  • 400gr de leche entera
  • 390gr de nata (35% M.G)
  • 400gr de leche evaporada
  • 210gr de azúcar blanquilla.
  • 2 cucharadas de azúcar invertido (no es imprescindible)
  • 4 cdtas de maizena
  • 16gr de té matcha
  • 6 hojas de menta fresca
  • La piel de un limón
  • 3 ramas de canela
  • 3 granos de cardámomo
Helado de té matcha
Preparación:
  • Ponemos  150gr de leche en un cuenco y disolvemos la Maizena hasta que quede sin grumos la mezcla.
  • En otro cuenco echamos 5 cucharadas de leche y disolvemos bien el té matcha. Reservamos.
  • Ponemos en un cazo el resto de la leche, la leche evaporada y la nata junto con la piel del limón, la canela y las hojas de menta a infusionar (Para las hojas de menta y el cardamomo evitar que se partan aunque no es inconveniente, podéis usar un infusionador de metal para que queden atrapadas).
  • Agregamos el té verde que teníamos reservado dejamos que la mezcla empiece a infusionar poco a poco. Cuando veamos que empieza a humear levemente agregamos la leche con la Maizena disuelta y sin parar de remover dejamos cocer unos 3 minutos hasta que veamos que espesa.
  • Si os queda algún grumo no os preocupéis podeis pasar después la túrmix.
  • Apartamos del fuego y colamos. Dejamos tapada la mezcla con film a piel y dejamos que enfrie a temperatura ambiente hasta que este adecuada para introducir en el frigorífico.
  • Dejamos toda la noche la crema reposando.
  • Al día siguiente cogemos la heladera y con la cubeta que lleva (Debe estar congelada por 24 horas mínimo, al menos lamia). Con las palas funcionando echamos la mezcla poco a poco para mantecarlo y dejamos que tome un aspecto cremoso o semi congelado.
  • Vertemos en un recipiente y dejamos congelar bien tapado hasta su uso.
  • Dejamos enfriar toda la noche en el frigorífico.
  • Bien una vez tenemos hecho este proceso lo introduciremos en el bol a preferir que sea metálico en el congelador durante 45 minutos. Pasado este ratito sacaremos y removeremos enérgicamente, si tenéis robot con el accesorio de K le daremos aire a nuestra mezcla durante 4 minutos o manualmente removeremos bien con las varillas y volveremos a introducir al congelador. Esta vez 60 minutos, repetimos la misma operación, el tercer congelado lo dejaremos 90 minutos y ya veremos que empieza a congelar, ahora seguiremos removiendo bien e incorporando aire para que nos quede cremoso, y volveremos a introducir al congelador durante una hora más.



Helado de té matcha



TIPS: Yo le he echado una cucharadita de goma xantana para evitar la cristalización del agua. No obstante, si no disponéis no pasa nada!

PROCESO SIN HELADERA:
Ahh y aqui va el microcuento de esta semana, espero que disfruteis tanto como yo de este helado tan refrescante y del microcuento! Nos vemos por aqui en unos dias o por IG, Facebook.. por mail... cualquier consulta o cosilla ya sabéis!

Abrazos!



"-        Hola, podemos pasar?-        Quienes sois vosotros?-        Los sueños y necesitamos alojarnos ya que fuera hace mucho frío…-        Vaya, qué lástima… llegaron antes las preocupaciones, las inseguridades, los “y sí…?” los “debo” y  como podéis comprobar no me queda más espacio…-        ¿Por qué no los echas?"FIN