Busqueda en el Blog

viernes, 2 de junio de 2017

Crackers de espelta y trufa negra


Hola a tod@s!

No todo va a ser dulce en esta vida ¿No? Je je. Después de unos días de mucho estrés con la universidad y demás cosillas, he hecho estás “crackers de espelta y trufa” que están de rechupete! En realidad son una adaptación de Patry (Sabores y Momentos) pero con algunas variaciones que he realizado en ésta. Son parte del ejercicio semanal del curso Food & Click que imparte Patry junto con Erica en La Tallerería (100% recomendable!!)

Volviendo a la receta; Serán super socorridos para una cena de picoteo, con un poco de queso camembert, unas nueces, trufa en pasta por encima o mermelada! Uff o con un poquito de salmón y queso fresco, ains que se me hace la boca agua…  
En casa ya casi han volado y eso que salieron más de 20 crackers!! Son un vicio y muy ligeritas de comer…

¿Puedo echarle otra cosa que no sea trufa? SÍ!, de hecho Patry le pone aceitunas y deben estar también de vicio! No obstante podéis hacerlas si nada dentro, un poquito de sésamo o semillas de amapola por fuera para decorar y al horno!

¿Repasamos los ingredientes? Allá vamos!



Ingredientes para unas 25-30 Crackers (Dependiendo del tamaño de cada una)
  • 300gr de harina de espelta integral o normal.
  • 150gr de harina de fuerza.
  • 5,5gr de levadura rápida de panadero en polvo.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharada de AOVE
  • 250-300ml de agua tibia. (Según acepte vuestra masa).
  • 30-40 gr de trufa negra en pasta. (si no tenéis o es difícil haceros con ella podéis prescindir).

Para decorar:
  • Semillas de sésamo
  • Semillas de amapola
  • Sal en escamas.
Crackers de espelta y trufa


Preparación:

  • Echamos en la cubeta de nuestra batidora KA (sino tenéis lo podéis hacer a mano igual) el agua  (250 ml) junto con la levadura y el aceite. Removemos bien con el gancho o con una cuchara hasta que se disuelva bien el agua y la levadura y el extracto de trufa.
  • Sin dejar de remover con el gancho, añadimos poco a poco la harina y la sal . En este paso es donde podemos incorporar los 50ml de agua que habrémos dejado a parte ya que dependiendo del tipo de harina, la humedad etc., la masa os pedirá más agua.
  • Amasamos unos 10 minutos o menos hasta que obtengamos una bola compacta con todos los ingredientes bien incorporados y que no se pegue en exceso.
  • Dejamos leudar tapado con un film o paño limpio unas 2 horas. Como comenta Patry, no leva demasiado así que no esperéis que eso sea “enormeee”.
  • Ahora precalentamos el horno a 190ºC con calor arriba y abajo. Mientras hacemos varias porciones de masa y extendemos cada una en una bandeja de horno (Dependiendo como sean de grandes las bandejas os cabrá más o menos masa). Nos interesa que queden finitas!. 
  • Una vez estiradas echamos las semillas por encima y alguna escama de sal y aplanamos con el rodillo para que se peguen bien sin hacer mucha presión. Las cortamos de forma triangular, cuadrada o irregular! Cuanto más rústicas e imperfectas quedarán más divertidas!
  • Horneamos unos 15 minutos aproximadamente hasta que estén crujientes (no blandas) pero que no se os quemen!
  • Dejamos enfriar sobre una rejilla y a degustar!!

Crackers de espelta y trufa



Yo las he degustado con queso camembert, pasta de trufa y nueces troceadas por encima y…. mmm.. no se puede explicar!

Así que ya sabéis si tenéis una cena y queréis quedar bien o simplemente daros un capricho que además es sano por su composición de harina de espelta más fácil de digerir que la harina de trigo refinada, pues esta es vuestra receta!!

Espero que os haya gustado y nos vemos prontito!! Ah os dejo con un cuento!!

Un abrazo!

La sra. Rosa era una de las más bellas del jardín. No obstante se empezó a dar cuenta que la gente que pasaba por el lugar, nunca se acercaban a ella. La miraban desde lejos y eso empezó a entristecerle al mismo tiempo que se sentía frustrada.Oía  como las hijas les decían a sus madres “Qué rosa más bonita mami”… Nunca llegaban a acercarse.Un día la Sra. Rosa empezó a pensar en cuál era la causa de su frustración. Era bonita, hermosa, y sin embargo nadie se acercaba… Miro abajo y vio al Sr. Sapo.-Tú eres el culpable! – Espeto ésta. -Claro eres tan asqueroso que la gente no se acerca a mi. Te rogaría que te marchases de mi lado.-Vaya, ahora soy despreciable ¿No? Está bien me voy.En unos pocos días el Sr. Sapo vio que la Sra. Rosa empezaba a estar marchita, mustia y con menos hojas cada vez.-Sra. Rosa le veo muy mal… ¿Ocurre algo?-Desde que te marchaste las hormigas empezaron a devorar mi planta. ¡Ya nunca seré bella! – lloraba.-Claro, porque antes de que me echases, yo me comía esas hormigas y por eso eras la más bella de todo el jardín.- dijo el Sr. Sapo.
 En ese momento la Sra. Rosa aprendió una gran lección…A veces nos consideramos mejor que el que tenemos al lado, pensamos que estamos en posesión de la verdad, de hacer sentir al otro muy pequeño o que su presencia nos molesta. Quizás al que hoy rechazamos como algún día nos reporte algo positivo o debamos aprender alguna lección de éste.