Busqueda en el Blog

domingo, 30 de abril de 2017

Tarta de nueces, canela y manzana



Hola a tod@s de nuevo,

Si hace poquito os traía la mermelada de manzana, canela y nueces que como os dije está para chuparse los dedos!, hoy os traigo un semi naked cake (pastel semi desnudo) con un relleno sorprendente! Sí sí, lo habéis acertado… Lleva la mermelada casera que hicimos el otro día, con un almíbar de praliné y una crema de nata y queso fresco que no dejará indiferente a nadie…

¡Si es que cuando me da por las tartas especiadas y bien de canela no tengo límite!! Je je… Sí, lo sé soy un fan de la canela ya lo sabéis, pero prometo que en próximas recetas “echaré menos” o prescindiré de ella…va… (no me lo creo ni yo pero bueno je je).

Además de estar riquísimo, este semi naked cake ofrece muchas opciones en cuanto a su decoración. Normalmente este tipo de pasteles se hacían para las bodas ya que se conjuntaban éstos con los centros de flores de la mesa y así iba todo en armonía. 

Hoy día se han convertido en un fuerte reclamo; por su atractivo ( son moniiiisimos), su versatilidad a la hora de decorar, y seamos francos, es fácil de montar y nos olvidamos de ese alisado perfecto que a muchos os da problemillas. Aquí cuanto más rustico quede, mejor. Por ello hay opciones como la que os presentaba el otro día que es un naked cake (pastel desnudo). Como os pudisteis fijar las capas de bizcocho estaban totalmente al aire sin recubrir exceptuando el piso superior…

Diréis, ¿Las flores se comen?... NO, ja ja… A no ser que quieras hacerlas de fondant, pasta de modelar flores, etc. no, no son comestibles. Es más para pincharlas en la tarta ya que pueden tener bacterias, o manchar, yo lo que hago es poner en el tallo envuelto un poco de papel film transparente y así no corremos ningún riesgo ya que por muy lavadas que estén no dejan de llevar pesticidas, algún bichito, en fin… Sino siempre podeis colocar del mismo modo algún tipo de flor artificial realista y problema resuelto (no todos tenemos jardín je je). También podéis decorar con macarons, o lo que se os ocurra…

¿Vamos a por los ingredientes? Va… je je




Tarta de nueces canela y manzana

Ingredientes para el bizcocho: (molde de 20x10 cms para hacer tres pisos).
  • 500gr de harina de repostería tamizada (harina floja)
  • 360gr de aceite de girasol
  • 360gr de azúcar moreno (mejor si es moscabado)
  • 240ml de buttercream o leche.
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla en pasta.
  • 5 cucharaditas de levadura química.
  • 120gr de nueces (¡muy bien trituradas pero que no sea polvo!)
  • 2 cucharaditas de canela en polvo de Celian (o la que tengáis).
  • 6 huevos L
  • Ingredientes para la cobertura y relleno:
  • 400gr de nata vegetal o nata normal con un 35% de materia grasa mínimo.
  • 120gr de queso fresco Philadelphia.
  • (si usáis nata normal podéis endulzar con azúcar glass al gusto pero la nata vegetal ya lleva azúcar)
  • ¼ cucharadita de esencia de limón (al gusto).

Relleno (mermelada).
  • 2 manzanas Golden o fuji
  • La mitad de su peso en azúcar
  • Jugo de medio limón
  • 1 cucharadita de canela
  • 50gr de nueces troceadas.

Almíbar:
  • 130ml de agua.
  • 130 ml de azúcar blanquilla
  • ¼ cucharadita de concentrado de praliné o lo que queráis (ron, vainilla..)


Elaboración:

  • Precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo.
  • En un bol tamizamos la harina, la canela y la levadura. Reservamos.
  • Batimos los huevos con la KA o las varillas eléctricas que uséis hasta conseguir que doblen su volumen y clareen. Cuando empiecen a clarear echamos el azúcar y batimos 2 minutos.
  • Una vez incorporado el azúcar, a velocidad media integramos poco a poco en forma de hilo el aceite. Batimos bien hasta que quede integrado en la masa. Añadimos ahora la esencia de vainilla.
  • Echamos el buttermilk en 3 tandas alternando con la harina que tenemos previamente tamizada. Batimos lo menos posible para no desarrollar el gluten de la harina y que nos quede una masa chiclosa. Acabaremos las tandas con la harina.
  • Una vez todo integrado, vertemos sobre el molde engrasado o forrado con papel de hornear y horneamos durante 70 minutos aproximadamente. (¡no llenéis hasta arriba!! ¡Que se os desbordará, si sobra masa podéis hacer unas magdalenas después!) Una vez comprobado con un tester o puntilla que está cocido dejamos enfriar sobre una rejilla.
  • Pasados 10 minutos desmoldamos y dejamos enfriar por completo. Una vez frio o templado lo envolvemos en papel film y lo guardamos en el frigorífico hasta el día siguiente. (de este modo al cortarlo será más sencillo y habrá compactado mejor).

Elaboración de la mermelada del rellano (Receta aquí).

Elaboración almíbar:

  • Disponemos en un cacito el agua y el azúcar junto con el praliné en extracto o la esencia que querías.
  • Hervimos durante 2 minutos y retiramos. Dejamos enfriar por completo.

Elaboración de la crema de nata y queso fresco:

  • Con la nata vegetal bien bien bien… fría! (muy importante), batimos a velocidad media hasta que esté semimontada.
  • Una vez semimontada agregamos el queso fresco (muy frio también) y la esencia o extracto que querías.
  • Batimos bien hasta que nos quede una textura densa y se hayan integrado bien ambos elementos. Si os queda muy dura siempre podéis aligerar con un poquito de leche… (no se os cortará ni se hará mantequilla este tipo de nata vegetal, pero puede ponerse más dura de la textura que buscamos y no nos interesa.)

Montaje:

  • Nivelamos con la ayuda de una lira o cuchillo de sierra 3 capas del bizcocho.  Almibaramos cada capa con un pincel para que nos quede más jugoso y no se reseque al estar en la nevera.
  • Con una manga pastelera cercamos un cordón por toda la circunferencia dejando en medio sitio para la mermelada. Untamos bien y colocamos una capa finita de la crema cubriendo la mermelada. El cordón se utiliza para que no se esturreé y nos salga por los laterales la mermelada.
  • Repetimos este paso con la siguiente capa y con la de arriba solo rellenaremos de la crema.
  • Ahora vamos cubriendo con la manga todos los espacios que quedan entre las capas (que rebose un poco) y con ayuda de una espátula vamos alisando todo consiguiendo que quede este efecto que veis de que está casi descubierto. ¡Es muy divertido y no le tengáis miedo porque es mas fácil que alisar!
  • Finalmente colocamos el topping que hayamos decidido y conservamos en la nevera hasta servirla.

Tarta de nueces canela y manzana

TIPS:
  •         La nata vegetal que uso es mucho más estable que la animal, aguanta mejor el peso de los bizcochos y además aguanta bien las temperaturas hasta 18-20ºC sin necesidad de conservar en nevera. Además veréis que no le eché azúcar porque ya suele venir endulzada aunque si sois muy golosos siempre podéis echarle algo de azúcar glass.
  •       ¡TODOS los ingredientes deben estar a temperatura ambiente!!
  •    La mermelada puede ser comprado claro está o ponerle la que más os guste. Si usáis la mermelada que se propone en la receta, debéis dejar que esté fría o atemperada, nunca caliente.
  •      También podéis prescindir del queso fresco si nos os gusta, pero me parece que da un toque muy interesante a la crema, sino pues con nata montada ya os serviría.
  • Podéis sustituir la crema por una cheesecream perfectamente o una Swiss Meringue Buttercream
¡¡Espero que la probéis y me digáis porque realmente esta superior! Nos vemos muy pronto!!