Busqueda en el Blog

jueves, 20 de abril de 2017

Bica mantecada



Hola a todos/as…
Pues recuperándonos de los excesos de la Semana Santa, os traigo una receta que ya es un básico en mi casa… La bica mantecada. El origen de la Bica es incierto, pero se tiene constancia de su existencia ya en el siglo XIX, elaborándose en las casas para su consumo en festividades. La bica originaria de la comarca de Terra de Trives y de la Ribeira Sacra es dulce, de textura abizcochada y con una corteza superior tostada. Destaca la bica de las localidades de Puebla de Trives, Mouruás, Sas de Penelas y Castro Caldelas. Actualmente es uno de los elementos centrales en las celebraciones festivas del carnaval en Laza y durante todo el año en las tierras de Caldelas. Su promoción exterior en los últimos años, ha ido acompañada de la afluencia de turismo a la Ribeira Sacra y los cañones del río Sil, así como su comercialización y promoción fuera de sus comarcas de origen por empresas como Bica de Trives o Dona Barona. (Wikipedia, 2017).

Es un bizcocho de una miga firme, densa y con mucho saborcito a manteca o mantequilla de buena calidad si no disponéis de la primera, ya que es difícil encontrar fuera de Galicia. No obstante si deseáis obtener una manteca casera hay muchos métodos aunque uno de los más sencillos podría ser el de batir la nata con un 18% de M.g mínimo, hasta que monte y sin miedo dejar que se corte! Sí Sí a toda marcha y cuando se haya separado el suero de la mantequilla resultante, colamos el suero y nos quedamos con la manteca. Escurrimos bien y guardamos en la nevera para que solidifique bien. Insisto sino, podéis usar una buena mantequilla sin sal!

Esta receta esta adaptada del libro de Pamela Rodriguez y saliéndome un poco de la tradicional je je aunque ahora lo entenderéis porque lo digo.

Ingredientes para 12 personas.
Para el fermento:
  • Harina de fuerza 250gr
  • Agua 180gr
  • Levadura fresca 6gr
  • Sal 1 pellizco.

Para la masa:
  • Manteca de vaca 250gr (en su defecto mantequilla)
  • Azúcar blanquilla 450gr
  • Fermento 250gr
  • Huevos M 8 uds.
  • Ralladura de 1 limón y media naranja
  • Harina de todo uso 250gr
  • Canela al gusto para decorar.
  • Aroma de anís o vainilla (al gusto).

Preparación Prefermento:

Mezclamos el agua tibia con la levadura fresca hasta que se disuelva. Añadimos entonces ésta a la harina en un bol. Mezclamos un poco hasta obtener una masa manejable. Formamos una bola y dejamos reposar a temperatura ambiente, tapada con film unas 2 horas hasta que doble su volumen y esponje. (Solo necesitaremos 250gr de este prefermento, el resto podéis usarlo para otras preparaciones).



Preparación de la bica:

  1. Ponemos la manteca o mantequilla en pomada a batir con el azúcar (400gr) hasta que quede una mezcla cremosa y blanquee.
  2. Ahora incorporamos los 250gr de fermento a esta mezcla y mezclamos bien hasta que se disuelva.
  3. Una vez obtengamos una masa bien integrada, añadimos los huevos uno a uno a velocidad media, con tal de que no se corte la masa. Una vez incorporado uno se echa el otro y así sucesivamente. Añadimos aquí las ralladuras y la esencia o aroma que queráis. (realmente no lo lleva, pero le da un plus).
  4. Añadimos la harina en varias tandas tamizándola previamente y la pizca de sal. Removemos bien y nos aseguramos que la masa ha quedado correctamente homogénea.
  5. Con el horno precalentado a 180ºC con calor arriba y abajo, disponemos la mezcla en un molde cuadrado previamente forrado con papel de hornear o mantequilla y harina (el mío es de 25x25cms). Podéis usar cualquiera pero típicamente se usan cuadrados o rectangulares.
  6. Distribuimos bien la mezcla ya que es algo densa. Añadimos espolvoreando por encima el azúcar restante (59gr) y un poco de canela si quereis.
  7. Horneamos durante 45 o 50 minutos. A partir del minuto 40 podemos pinchar para comprobar que esté cocido. Una vez horneado dejamos enfriar sobre una rejilla.

¿Sencillo no? 

¡Realmente lo que me sorprendió de este bizcocho es que no lleva levadura química sino un prefermento como el del pan!! Pero creo que ahí está la clave de su ternura y facilidad para su conservación ya que tapado en un bote hermético os puede durar 4-5 dias tranquilamente aunque no creo que sobre demasiado!! Realmente me fascina la costrita que se le hace, esos aromas que recuerdan a antaño y si lo acompañáis de un buen chocolate ya es la monda lironda..


Os animo a que lo hagáis y ya me contareis!!