Busqueda en el Blog

viernes, 30 de octubre de 2015

Galletas de calabaza especiadas (Voodoo cookies de Halloween)



Uhuhuuu bueno vaya semanita más ajatreada eh! De las más dulces del año con esto de Halloween, y hoy como ultima recetita os traigo estas simpáticas galletitas Voodoo de calabaza especiadas, vamos que aparte de ser divertidísimamente terroríficas están deliciosas!

Además son sencillísimas de hacer y bueno no os preocupéis por si no tenéis los cortadores de Jingerbread porque podéis hacerlas con cualquier cortador de galletas…

Así que vamos a por ello!!

Ingredientes para aproximadamente 24 galletas:
  • 500gr de harina floja.
  • 250gr de manequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 1 huevo L.
  • 4 cucharaditas de canela.
  • 1 cucharadita de clavo.
  • 1 cucharadita de jengibre.
  • ½ cucharadita de nuez moscada.
  • 150gr de azúcar blanquilla.
  • 125gr de Calabaza**
  • 30gr de leche.
Colorante en pasta sugarflair

Ingredientes para decorar las galletas:
  • Colorante en pasta o gel de color rojo, azúl o negro.
  • Pinceles de repostería.
  • Palillos

¿Qué  necesitaremos para ello?
  • 1 rodillo, si es con niveles como el que tengo yo Joseph Joseph., mejor.
  • Papel de hornear.
  • Placa de horno lo más plana posible.
  • Cortador de galletas.
  • Tamizador.

Elaboración:
  • Empezaremos tamizando la harina y todas las especias y reservamos.
  • Ponemos en el bol de la batidora con el accesorio de pala la mantequilla en dados y el azúcar y mezclamos a velocidad baja-media hasta que quede una pasta. No conviene mezclar en exceso, recordad que no estamos haciendo un bizcocho.
  • Una vez compactada, añadimos el huevo y esperamos a que se integre, después añadimos el puré de calabaza y seguimos mezclando un poco más. Si se corta un poco la masa es normal, no os preocupéis ya que al empezar a añadir la harina se empezará a compactar ya veréis.
  • Agregamos la mitad de la harina y mezclamos a velocidad baja, cuando empiece a formarse grumo añadimos la leche y seguimos mezclando, después añadimos el resto de la harina y mezclamos hasta que se desenganche de las paredes la masa.
  • Ahora sacamos del bol la masa y en el mármol formamos una bola, si se pega un poco cogemos un poquito de harina y sin problema formamos la bolita. No la tapamos sino que la dejamos reposar 15 minutos para que seque un poco antes de seguir.
  • Ahora la dividimos en dos, y estiramos cada porción con el rodillo a unos 4mm de grosor sobre un papel de hornear y dejamos enfriar 1 hora y 30 minutos en la nevera.

  • Pasado ese tiempo cogemos la primera plancha de masa y empezamos a formar con los cortadores las galletas, retirando los sobrantes y con cuidado dejándolas en la posición donde van a ir colocadas  en la placa de hornear.
  • Si las vamos a decorar ahora es el momento, con un pincel finito hacemos formas al tuntún que nos recuerden a un divertido pero terrorífico muñeco de voodoo, imaginación al poder!!
  • Reservamos en el frigorífico por 2 horas, mientras hacemos lo mismo con la siguiente plancha estirada que tenemos reservada.
  • Pasadas las 2 horas horneamos a 180ºC durante 18-19 minutos dependiendo de lo doraditas que os gusten, y una vez sacadas del horno muy rápidamente (si las hemos decorado) pinchamos cuando aún estén blanditas los palillos y dejamos enfriar sobre una rejilla enfriadora hasta que queden totalmente frias (cuidado no os queméis) Sino las habéis decorado el paso es el mismo, es decir las sacáis del horno y las dejáis enfriar por completo sobre la rejilla enfriadora.


Una vez frías es conveniente dejarlas en una lata de galletas hermética para su correcta conservación, y a mojarlas en leche, o en café con leche, o como más os gusten porque están deliciosas!!


**Para elaborar el puré de calabaza: Personalmente me gusta asar la calabaza en el horno aunque se puede hacer en una cacerola…
Para ello coloco la calabaza boca abajo partida en dos mitades  previamente limpia de pipas y estrías con una cuchara, con la piel hacía arriba y la horneamos a 180ºC durante unos 50-70 minutos dependiendo del grosor. Vais comprobando para que no se queme aunque la piel hace de protector. Después la piel se retira fácilmente cuando templa. Después la dejamos enfriar y escurrir durante unas horas ya que tiene que soltar el agua. Chafamos con un tenedor la calabaza y ya tenemos listo nuestro puré, podemos escurrirlo en un colador en forma de malla de tela para escurrir mejor ya que suele soltar bastante agua.

Siempre podéis congelar el puré sobrante en bolsitas y así sólo tenéis que descongelar cuando queráis usarlo en cualquier preparación y sobretodo siempre escurrir bien bien el exceso de agua!!





Un abrazote y si os ha gustado compartid la receta, comentadla qué ya sabéis que me encanta leeros!!