Busqueda en el Blog

viernes, 11 de septiembre de 2015

Carrot Cake con rosetones de azahar




Hola a todos, como ya sabéis esta semana ha sido muy movida en cuanto a cumpleaños... y por ello como una de las tartas que más gustan en casa es la Carrot cake pues he decidido hacer una versión más elegante incorporandole unos rosetones de buttercream rebajada con queso crema tipo Philadelphia.

Pido disculpas por la fotografía pero no tuve opción de sacar una imagen más bonita o cuidada de la tarta :)

En principio no iba a colgar el post en el blog pero viendo que algunos me habéis preguntado por ella la pongo encantado de la vida! Así que sin más vueltas ahí va:

Ingredientes para el bizcocho:

  • Molde de 20 cms x10 cms de alto.
  • Engrasante en spray o aceite para engrasar.
  • 300gr de Harina.
  • 300gr de azúcar moreno.
  • 300gr de aceite de girasol.
  • 3 huevos M.
  • 1 teaspoon de bicarbonato sódico.
  • 1 teaspoon de levadura química.
  • 1 y ½ teaspoon de canela molida.
  • ½ teaspoon de jengibre molido.
  • ¼ teaspoon de nuez moscada.
  • ¼ teaspoon de sal.
  • 1 teaspoon de extracto de vainilla en pasta.
  • 300gr de zanahoria rallada.
  • 100gr de nueces troceaditas.
Ingredientes para el Cheese cream o crema de queso:

    • 250 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
    • 400gr de Icing sugar.
    • 500gr de queso crema (Estilo Philadelphia) **Truco: Usad el de la marca Hacendado, es el mejor que he encontrado, tiene una consistencia única, mejor que el de marca!
    • 1 teaspoon de vainilla en pasta
    • 4 gotitas de esencia de limón.
    Ingredientes para la Buttercream de los rosetones:
    • 500gr de mantequilla a temperatura ambiente.
    • 800gr de azúcar icing tamizada.
    • 5 gotitas de esencia de azahar o de la flor que queráis (puede ser esencia de rosas).
    • 100gr de queso tipo Philadelphia.
    • 30gr de leche.
    • Colorante en pasta amarillo Sugarflair

    Elaboración:

    Uiuii no os asustéis que es mucho más sencillo de lo que parece a priori. Tamizaremos los elementos secos (harina, levadura, bicarbonato, canela, jengibre y nuez moscada y reservamos
    .
    Empezaremos batiendo el azúcar con los huevos con la ayuda de unas varillas a velocidad media hasta conseguir una blanquilla, es decir que claree la mezcla y la consistencia cuando levantemos la varilla sea de un hilo que permanece durante unos segundo sobre el resto de la masa.

    Una vez tengamos la crema en ese punto y sin dejar de batir a velocidad media con las varillas, añadiremos en forma de hilo el aceite muy a poco a poco, si vemos que se corta un poco dejamos de añadir y dejamos que se integré y seguimos posteriormente hasta que quede todo bien integrado.

    Paramos y cambiamos de accesorio si disponemos de varios y con la pala en forma de K de nuestro robot con sumo cuidado añadimos en dos o tres tandas la mezcla de elementos secos que tenemos tamizada. Una vez tenemos la mezcla bien integrada y sin grumos (ojo no os paséis mezclando! Sólo lo suficiente para integrar los elementos secos y que no se vean los grumos!), , añadiremos manualmente y con la ayuda de una espátula de goma la zanahora rallada (si véis que tiene mucha agua podéis escurrir con un papel el exceso antes de echarla), y removemos bien hasta que quede bien integrada.

    Finalmente añadimos las nueces troceadas finamente las cuales habremos espolvoreado con un poco de harina para que no se hundan al fondo al hornearse y repartimos bien con la espátula por toda la masa.

    En un molde bien engrasado repartimos bien toda la masa y horneamos en un horno previamente precalentado a 170ºC durante 80-90’ con calor arriba y abajo. Podéis colocar papel de aluminio arriba a modo sombrero para que no se os dore en exceso y a partir del minuto 70 podéis sacarlo y así se acabará de cocer sin riesgo a que se os queme. Sobre el minuto 80 podéis comprobar con un palillo o cake tester si sale limpio, señal de que está cocido. Nunca abráis el horno antes del minuto 60-70 sino se os desinflará!!

    Una vez horneado, dejaremos entibiar unos 15 minutos y desmoldaremos con cuidado, después pasaremos a enfriare por completo a una rejilla enfriadora hasta que enfrie totalmente.

    Recomiendo hacer este bizcocho la noche antes así que una vez frio enfilmaremos bien nuestro bizcocho y lo introduciremos en la nevera para que asiente bien la miga y al día siguiente nos sea más sencillo abrirlo y rellenarlo con la crema de queso.


    Elaboración de la crema de queso:

    Con nuestro bizcocho ya bien frio es muy fácil abrirlo sin que se desmonte para poder decorarlo o rellenarlo bien con nuestra crema de queso, así que vamos a por ella!
    Empezaremos batiendo unos 4 minutos la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente. Una vez veamos que está cremosa añadimos el azúcar previamente tamizado y batimos a media potencia aumentando a máxima durante 7-9 minutos, hasta que véais que coge una textura de buttercream durita y blanquecina y pierde ese tono amarillo de mantequilla. Os aconsejo que vayáis apartando de las paredes del bol con una lengua pastelera los restos de mantequilla y azúcar que quedan sin batir!..
    A continuación añadimos sin dejar de batir las gotitas de limón y la cucharadita de extracto en pasta de vainilla y seguimos batiendo.

    Ahora añadiremos el queso crema que debe estar bien frio y sin suero, por eso os comentaba que hace poco descubrí el queso crema de la marca Hacendado y ha sido un descubrimiento ya que no lleva a penas agua y es muy consistente!! Parece una piedra! Por lo que la crema de queso queda muy firme…

    Batimos con el accesorio en forma de K durante unos 2 minutos a velocidad suave para que no se nos baje la mezcla y ya tenemos lista la crema de queso!!

    Bien tan sólo tenéis que rellenar la tarta y cubrir ligeramente por los laterales. Dejamos refrigerar durante 30 minutos como mínimo.

    Elaboración de la decoración y rosetones:

    Es muy sencillo como veréis, para hacer esta buttercream he decidido rebajarla con un poquito de crema de queso para que nos ea tan extremadamente dulce y añadirle la esencia de azahar o como os decía le podéis añadir cualquier sesencia de flores de uso alimentario para darle ese toque diferente y que no resulte tan dulce.

    Otro truco para que las rosas salgan perfectas es usar una boquilla adecuada; en este caso sería la 1 M de Wilton o la 2D de Wilton. Con esto es coser y cantar ya veréis.

    Por tanto empezaremos batiendo con las varillas a velocidad media la mantequilla hasta que este cremosa, añadiremos el azúcar tamizado previamente hasta que haya quedado una mezcla cremosa (aumentamos la velocidad a media alta, y batimos unos 10 minutos) cuanto más batamos más dura quedará la buttercream. Cuando veamos que empieza a quedar una mezcla blanca y ha doblado su volumen perdiendo ese color amarillento de la mantequilla podemos echar el colorante en pasta que hayamos decidido emplear y las gotitas de esencia sin dejar de remover, junto con la leche sin dejar de batir.

    Cambiamos a la pala en forma de K y bajando la velocidad añadimos los 100gr de queso de untar tipo crema y batimos por 2 minutos aprox y ya tenemos lista la crema.

    Ponemos en el interior de la manga y dejamos en el frigorifico durante 5-10 minutos para que tome cuerpo, después cubrimos con una espatula los laterales de la tarta para que quede todo bien cubierto de una fina capa y empezamos a dibujar rosetones con la manga perpendicular a la tarta. Entre los espacios podemos hacer pequeños rellenos con la manga para tapar y decorar con perlitas de azúcar...

    Para su conservación la mantendremos en frigorifico.

    ¿Fácil no?

    Podéis jugar con el tamaño de los rosetones, la cantidad, etc...