Busqueda en el Blog

miércoles, 5 de agosto de 2015

Panna Cotta de chocolate blanco muy fácil




Hola amigos/as, ¿Qué tal lleváis el calor?, yo muy mal la verdad y sólo me apetecen cosas fresquitas. Es por eso que se me ha ocurrido presentaros este delicioso, sí, delicioso postre de procedencia italiana de la región italiana del Piamonte; la Panna cotta.  Elaborado a partir de crema de leche, azúcar y gelatificantes, que se suele adornar con mermeladas de frutas rojas. Recuerda al flan, pero su sabor es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina que a la del flan. (Wikipedia, 2015).

No obstante y por ser más divertida y diferente he decidido hacerla de chocolate blanco, ya sabéis los que me conocéis que soy un fan del chocolate en todas sus vertientes pero el choco blanco ¡¡me chifla!!.  Tampoco carga ni se hace pesada por que como veréis en la lista de ingredientes lleva poquito chocolate blanco.


Bueno pues vamos a por la recetita express que aseguro que se elabora en un plis plas y dura lo mismo, siendo el postre ideal para estas noches de verano.

También y no iba a ser menos os regalo otra canción para que la escuchéis o no mientras cocináis o leéis la receta; Para que llorar- Dassoul

Ingredientes para 4 personas:
  • 200gr de nata con un 35% mínimo de grasa.
  • 50gr de leche entera.
  • 50gr de azúcar glass.
  • 50gr de chocolate blanco.
  • 2 hojas de gelatina.
  • Moldes o vasitos para servir.
  • Sprinkles o frutos rojos para decorar.


Elaboración:

Empezaremos remojando las hojas de gelatina en agua FRIA durante 2 minutos escurrimos y reservamos.

Por otra parte llevamos la leche, la nata y el azúcar en un cazo a fuego medio y vamos mezclando para que se disuelva bien el azúcar. Cuando empiece a tomar temperatura la mezcla echamos el chocolate blanco y mezclamos con las varillas para que se funda bien todo el chocolate y quede todo bien disuelto.

Cuando la mezcla vaya a romper a hervir retiramos rápidamente del fuego y añadimos la gelatina sin dejar de remover hasta su completa disolución. Una vez esté bien disuelta vertemos en los moldes seleccionados o vasitos y dejamos templar antes de introducir en el frigorífico donde dejaremos enfriar al menos 4 o 5 horas.

Para desmoldar si el molde es de vidrio, metal o silicona le pasaremos una puntillita por el filo con cuidado y calentaremos el molde en agua caliente con cuidado de que no se introduzca el agua dentro de los mismos ya que se mojaría la panna cotta. Los calentaremos unos 60 segundos y veréis como caen con facilidad si fuese necesario calentaremos unos segundos más, siempre es mejor de menos a más ya que la gelatina no soporta muy bien el calor y si nos pasamos ¡¡puede derretirse todo!!.

Por último decoraremos con frutos rojos de temporada, o unos sprinkles de canela que me chiflan o un poco de cacao en polvo, o sirope de fresa… ¡Al gusto!

¿SUPERFÁCIL, NO?



¡¡Nos vemos prontito, un abrazo!! Y recordad que si os ha gustado, compartid y así más gente disfrutará de esta receta.