Busqueda en el Blog

sábado, 27 de junio de 2015

Pastel de queso japonés




Hola querid@s amig@s, con este calorcito ya empiezan a apetecer postres más fresquitos ¿Verdad?... Pues aquí os traigo este pastel de queso al estilo Japonés. Es una receta extraida del libro de Pamela Ródriguez que os aseguro que ha sido todo un éxito en casa... Además es muy sencilla de hacer lo único que debéis de tener en cuenta es que al consumirla en frio tendréis que ser previsores y hacerla el día antes!...

Pero por partes; Realmente los pasteles de queso a mí no es que me entusiasmen pero éste ha sido todo un descubrimiento, y es por ese toque citrico que le hace diferente a los demás!...
Así que espero que también sea de vuestro agrado y pongáis en practica la receta, por supuesto que si el sabor del limón no os gusta podéis substiturlo por ralladura de naranja o lima... mirad que truquillos!

Ah y la BSO es todo un regalo para vosotr@s... un Japan Chill Out... así que sumergid@s en este ambiente Japan, adelante con la receta:

Ingredientes para 12 raciones (molde 20cms).


  • 100gr de leche.
  • 55gr de mantequilla
  • 150gr de azúcar.
  • 450gr de queso estilo Philadelphia.
  • 6 huevos (M)
  • 60gr de harina
  • 20gr de maizena
  • ralladura de un limón
  • 1/2 cucharadita de cremor tártaro.
  • una pizca de sal.
  • azucar glass.
Elaboración:

Empezaremos calentando la leche y la mantequilla junto con el azúcar a fuego suave, cuando empiece a humear lo retiramos. Añadimos ahora el queso de untar y con las varillas vamos removiendo bien hasta que quede una crema sin grumos y todo esté bien integrado.



Por otro lado separaremos las claras de las yemas y dejaremos de momento las claras apartadas. Batimos las yemas y añadimos la mezcla anterior batiendo con las varillas (Cuidado no esté muy caliente la mezcla anterior sino se nos cuajará el huevo!), agregamos también a esta mezclala ralladura de limón, la harina y la maicena y removemos bien hasta que quede una mezcla homogena y sin grumos.



Por otra parte y con la ayuda de unas varillas electricas, disponemos las claras junto con el cremor tártaro y la pizca de sal y las llevamos a punto de nieve. Una vez estén montadas con mucho cuidado y con una esptadula de goma las integraremos con movimientos envolventes a la mezcla anterior. Una vez esté todo bien integrado y con el mayor cuidado para evitar que se bajen las claras en la medida de lo posible, vertiremos la masa en un molde de 20cms de diametro previamente forrado con papel sulfurizado o papel de horno por los laterales también (mejor que sobresalga unos 10cms ya que subirá en el horno el pastel), y lo introduciremos en el horno al baño maria a150ºC previamente calentado arriba y abajo y sin aire durante 1 hora y 15 minutos, pasado este tiempo comprobaremos con un palillito si está cocido y entonces apagamos el horno. Abrimos la puerta unos cms y dejamos enfriar dentro del horno el pastel con esa pequeña ventilación hasta enfriar por completo. 



Una vez enfriado lo sacamos y desmoldamos con cuidado, en este momento ya lo podemos guardar en una tartera dentro de la nevera hasta el día siguiente que ya estará listo para consumir!. Para la decoración podéis echar azúcar glass con alguna plantilla pero os recomiendo hacerlo antes de servir, sino se humedecerá...

Truco**: El cremor tártaro os puede resultar complicado encontrar y su uso es el de estabilizar las claras de huevo, por tanto podéis utilizar unas gotitas de zumo de limón por ejemplo.

Pues ya véis que fácil es tener un pastel de queso para sorprender a vuestros amigos, familiares, pareja... y fresquito que ya apetece!!

Espero que disfrutéis de la receta y cualquier duda ya sabéis que os contestaré encantado!!

Un dulce abrazo!