Busqueda en el Blog

domingo, 3 de mayo de 2015

Carrot Cupcakes con cheese frosting

Carrot Cupcakes con cheese frosting



Ains ¿no os lo había confesado aun? una de mis recetas favoritas es la carrot cake... y por tanto los cupcakes de carrot son mi perdición y en casa los denominan como "sublimes" je je; sólo digo que no han durado ni dos días!! un vicio!!

En fin os aseguro que como ya os comenté en la anterior receta del cake la zanahoria no se nota en absoluto y le aporta una esponjosidad y sabor sin igual a las cupcakes!

Además os pongo una cancioncita con la que acabé la elaboración ya que me pongo música para elaborar estás cositas tan caloricas je je! espero que la disfrutéis y si os gusta la podéis descargar u oir!

Ingredientes:

  • 115 gr de aceite de girasol o de mantequilla sin sal.
  • 200 gr de azúcar.
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 1 y 1/2 cucharadas de leche
  • 2 huevos L
  • 170 gr de zanahoria rallada. (Si al rallarla veis que suelta mucha agua escurrirla un poco con papel de cocina).
  • 200 gr de harina de repostería o normal.
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo.
  • 50 gr de nueces ( a trocitos y previamente las enharinamos un poco para que no se nos hundan en el bizcocho*)
  • 1 cucharaditas de vainilla en pasta de madagascar (Nielsen o similar).
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • 1/2 sobre de levadura química Royal.


Elaboración:

Bien lo primero de todo es empezar a batir con unas varillas eléctricas a poder ser los huevos con el azúcar (ojo no dejemos el azúcar y los huevos demasiado tiempo sin empezar a batir que se nos quema el huevo!), hasta llegar a conseguir una blanquilla es decir una mezcla bien montada de azúcar y huevos donde al dejar caer la varilla con algo de masa el hilo que caiga quede dibujado unos segundos en la superficie del resto. 

Este es el punto ideal que necesitamos; aproximadamente unos 5 minutos de batido!. A continuación seguimos batiendo y con sumo cuidado  y a modo hilo vamos echando el aceite de girasol al cual le hemos agregado la vainilla hasta que poco a poco la mezcla lo vaya incorporando. ( si vemos que le cuesta incorporarse, dejamos de echar aceite o mantequilla fundida (ya templada por supuesto), y seguimos batiendo hasta que quede todo incorporado.) Así hasta echar todo el aceite.

Bien ahora colocaremos en un bol la harina, las especias, el bicarbonato, y la levadura. La cuestión es apropiarse de un tamiz o con un colador grandecito echar la mezcla de harina, especias etc. En tres tandas y todo tamizado a nuestra blanquilla de huevos azúcar aceite y vainilla que ya tenemos batida. ¿Por qué tamizamos? Porque queremos que nos quede una mezcla esponjosa, que no caigan grumos en la mezcla… Cuando hayamos tamizado la primera tanda de elementos secos con una espátula o lengua pastelera, con movimientos envolventes hasta que quede incorporado*. Así posteriormente con las otras dos tandas de tamiz.


*TRUCO: Ene este tipo de masas no conviene desarrollar el gluten al contrario de lo que ocurre con las masas de pan, bollería etc, donde la harina necesita de muchos “meneos”, es interesante no marearla en exceso ya que no queremos que desarrolle mucho el gluten… Si tenéis un robot de cocina estilo Kitchen Aid podeis usar el accesorio en forma de K para mezclar a velocidad suave y os ayudara a mezclar mejor. No obstante si os queda algún grumo con las mismas varillas de la batidora podéis ayudaros al final para deshacerlo!.

Bien pues ya con este paso finalizado agregamos con cuidado nuestras zanahorias escurridas y ralladas a la mezcla y las incorporamos con cuidado y movimientos envolventes junto con las nueces previamente enharinadas como expliqué. Una vez esté todo bien mezclado, dispondremos nuestra masa en una manga pastelera grandecita y tendremos preparada nuestra bandejita para hornear las cupcakes y los moldes para las mismas (CONSEJO: yo uso de la casa House of Marie y Culpitt, son de lo mejorcito del mercado, no se despegan, no sueltan grasa, etc. No caigáis en el error de comprar esas capsulas tan chulas del "chino" porque acabaran saliendo unas cupcakes grasientas, manchando los moldes de horneado, etc. lo barato sale caro!! así que por unos 2,50€, 50 capsulas creo que vale la pena ya que el resultado es optimo!). 


Bien llenaremos con la manga las capsulas, nunca más allá de 2/3 partes de la misma e inmediatamente las introduciremos en el horno! (si las dejamos mucho rato en el molde y los papeles primero: nuestra masa perderá esponjosidad y segundo se humedeceran demasiado los papeles de las capsulas pudiendo despegarse tras el horneado!!).

Otro caprichin ¿no me digáis que no
es mono? je je es un probador de
bizcochos y cupcakes para pinchar y
saber si están cocidas... sino siempre
os quedará el palillito!
Horneamos unos 20 minutos con calor arriba y abajo, pasado este tiempo y no antes!! abrimos y con un palillito pinchamos si sale limpio significa que ya están listas, sino las dejaremos 2 o 3 minutos más pero ya no las perdáis de vista!.


Tras hornear las dejaremos dentro del molde de horneado reposar 5 minutos fuera del horno, pasado ese tiempo las pasamos a una rejilla enfriadora (diréis es esencial? Sí ya que corremos riesgo de que se despeguen las capsulas, se humedezcan en exceso etc. Un truco si no teneis dichas rejillas es coger la del propio horno y sujetarla entre unos libros en los extremos y dejarlas enfriar ahí!). 




Cheesecream Pluscuamperfecta

Ingredientes para la crema de queso:

  • 8gr de Gelatina en polvo.
  • 40ml de leche
  • 125gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 200gr de azúcar icing.
  • 250gr de queso tipo Philadelphia bien frio.



Esta es la receta para la cheesecream o crema de queso que no se os bajará ni con el calor, ni con un "terremoto" je je, así que si tenéis otra que ya os va bien adelante!, pero esta es genial para climas cálidos, o si debe estar en una mesa expuesta por unas horas...

Lo primero es echar lo 8gr de levadura en polvo neutra en los 40ml de leche para hidratar durante 3 minutos. Después la introduciremos a media potencia en el microondas para que se deshaga hasta hervir sin que se desborde, ojo!. Dejamos templar.

Bien es muy importante seguir bien los pasos de lo contrario puede que no os salga demasiado bien, todo es cuestión de ser minuciosos…
Empezaremos con la mantequilla, la echaremos en nuestro robot y con las varillas empezaremos a batir a velocidad media durante  5 minutos hasta que pierda su color tan amarillento y quede cremosa.

Después echaremos de a pocos el azúcar icing ya tamizado y una vez esté incorporado mezclaremos a potencia máxima unos 6-7 minutos hasta que veais que queda blanquecina y cremosa la buttercream clásica que es el resultante de esta mezcla.

Añadimos ahora el queso bien frió de la nevera, previamente escurrimos el agüita que a veces tiene o mejor dicho el suero y seguimos mezclando a potencia alta otros 5 minutos.

Pasado este tiempo echamos la mezcla de la gelatina aun templada pero no muy caliente ni demasiado fría sino se harán coágulos, en nuestra cheesecream básica, y batimos 1 minuto a máxima potencia.

Echamos en un bol y guardamos tapado en la nevera durante 15 minutos aproximadamente, pasado este tiempo si veis que ha quedado muy dura podéis darle un pequeño batido con la pala para que coja textura antes de pasar a la manga. Después la echamos en nuestra manga pastelera y ya podemos decorar nuestros cupcakes!! Y os puedo asegurar que ni un terremoto los tira!

La textura es cremosa, pero estable, no se os vendrán a bajo y no sufriréis más por la consistencia, ni por las formas del topping, etc.

Para decorarlos siempre hago alguna cupcake de mas o la más feita o feitas si es que hay alguna feita je je, y  cuando ya están frías las rallo y con las miguitas se pueden espolvorear por encima y le da un plus!!

¿Qué os ha parecido? Son deliciosas y mmm... os aseguro que no dejaran ni una en la bandeja...

Recordad que podéis comentar, compartir, etc. Me hace mucha ilusión y me leo todos vuestros comentarios en Facebook, aquí!! :) 

Un abrazo enorme!!